DENUNCIA DE HOSTIGAMIENTO Y VIOLACION A LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS Y DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS INDIGENAS.

GONZALO MOLINA GONZALEZ
POLICÍA COMUNITARIA DE LA COORDINADORA REGIONAL DE AUTORIDADES COMUNITARIAS CRAC-PC.

El contexto social en el que viven actualmente las comunidades y los pueblos indígenas en el estado de Guerrero se compone de una enorme violencia estructural y una profunda injusticia social.

Las violaciones a los derechos humanos son constantes y sus habitantes cargan un sentido de indefensión y desamparo cíclico en materia de seguridad y justicia en donde se impone la impunidad. La presencia del crimen organizado y la corrupción
se han vuelto una práctica de vida sistemática entre los pobladores. Dichas circunstancias dan pie a que los pueblos originarios se organicen para resistir estos embates del Estado en turno para poder sobrevivir.

Los pueblos originarios son poseedores de un marco legal y legítimo para regirse en base a sus usos y costumbres . Es así que en 1995, en la región de la Costa- Montaña de Guerrero, debido al alto índice de inseguridad, impunidad y discriminación social, se crea la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de autoridades Comunitarias CRAC-PC. Una Institución indigena autonómica con un sistema integral de seguridad, justicia y reeducación.

A partir de entonces ese proyecto comunitario fue tomando mucha fuerza y se multiplicó en varios territorios pues demostró ser tan confiable como eficaz al reducir la delincuencia hasta en un 95 por ciento.

Desafortunadamente, este proyecto integral de organización indígena no es bien visto por los gobiernos en turno, los cuales temen a la organización de los pueblos pues tienen en la mira entregar los territorios comunitarios a empresarios nacionales voraces o trasnacionales para consecionar sus recursos, sus minas,agua,árboles, etc.
Entonces es así como compran, corrompen, denostan, encarcelan o asesinan a sus líderes para desarticular y romper su proyecto de vida.

Desde la fundación de la CRAC-PC, el Estado la persiguió, pero en el año 2013, fue el mayor golpe que recibió esta Institucion. El ex gobernador Ángel Eladio Aguirre, encarcela a varios dirigentes de la policia comunitaria de la CRAC y finca órdenes de aprehensión a otros integrantes más pertenecientes a la Casa de Justicia del Paraiso. La única Casa de la CRAC-PC que no tenía algún tipo de subordinación al gobierno, violando así de manera descarada e impune los derechos de los pueblos originarios
enmarcados en la Constitucion Mexicana , art 2do y 39. La ley 701 del Estado de Guerrero, el Convenio 169 de la OIT, y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indigenas.

Gonzalo Molina González fundador de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de autoridades Comunitarias CRAC-PC de la base del Fortin en Tixtla de Guerrero y de la Casa de Justicia del Paraiso en el municipio de Ayutla de los Libres, cae preso en el operativo del exgobernador Ángel Aguirre en ese año. Su gobierno le fábrica diez causas del fuero federal y local.

El vocero y promotor de la CRAC_ PC, ( nombramientos que a la fecha no le han sido retirados por la asamblea de pueblos) y defensor de derechos humanos indígena, tras cinco años y medio de injusto cautiverio, logra sulibertad absolutoria de todas las causas y de la cárcel se traslada a la montaña alta para intentar reconstruir el tejido social y el proyecto que destruyó con saña el gobierno de Aguirre.

Molina González decide continuar el trabajo emprendido a pesar de tener múltiples
adversidades entre ellas amenazas del crimen organizado y no contar con ningún tipo de protección efectiva por parte de las autoridades correspondientes a pesar de encontrarse dentro del mecanismo de protección a defensores de Derechos Humanos.

Gonzalo es orillado a refugiarse en esa región de la montaña alta de Guerrero y decide
continuar la labor comunitaria encaminada al bien común. A casi un año de su salida de la cárcel, se ha podido avanzar en proyectos diversos tales como hornos para pan, talleres de huaraches, bolsas, cloro, jabón, shampoo, conservas, hamacas, fertilizantes orgánicos, medicina alternativa, visitas de brigadas médicas, eventos deportivos, culturales y de entretenimiento, además de la impartición y conformación del sistema de seguridad y justicia para los pueblos.

El defensor de Derechos Humanos indigena y su equipo de trabajo otorga apoyo, orientación y fortalece a aquellas Policias Comunitarias que están debilitadas. Han podido otorgarse recursos y medicamentos así como brindar el seguimiento individual a los pobladores y a aquellas necesidades comunitarias de los territorios de la Costa y Montaña donde ha tenido presencia .

El trabajo es arduo, complicado y muy peligroso pues se tocan callos de muchas personas corruptas a las que se les afectan intereses personales, entre ellos a los cárteles.

Tampoco es desconocido que la organización social siempre es una gran preocupación para el gobierno y la maña. Las amenazas hacia la persona del defensor de derechos humanos indígena continúan con mayor frecuencia y en distintas modalidades, las órdenes de aprehensión hacia varios de sus compañeros no han sido retiradas y la presencia de la Guardia Nacional en territorios comunitarios vulnera los derechos de los pueblos originarios.

Consejeros y Coordinadores de la policía comunitaria de la Coordinadora Regional de
Autoridades Comunitarias de la CRAC-PC de la región centro denunciarán estas graves violaciones de las cuales son objeto.


Comité Amigos de Gonzalo Molina.
Facebook. Comite Amigos de Gonzalo Molina .
Cel 5513205457

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *